Se reforman el Callejón de los Infantes y el Callejón de la Torrecilla

El Ayuntamiento de Sigüenza ha terminado los  trabajos en dos vías destacadas de su casco histórico como son el Callejón de los Infantes y el de la Torrecilla. En un tramo de  más de doscientos metros, la empresa Andamiajes y Pavimentos ha renovado las redes de abastecimiento y saneamiento, además de instalar una red de pluviales separativa y pavimentar ambas vías a través de un adoquinado artístico.

Callejón de los Infantes

Las obras comenzaron con la demolición del firme existente, hasta que se lograron las alineaciones y rasantes perfectos respecto a los accesos a las viviendas. Luego, se ejecutó la remodelación de las redes de distribución de agua potable y saneamiento. Además, se levantó la red de pluviales, inexistente en esos puntos de manera separativa, y más tarde la excavación de la caja necesaria, así como la de los sumideros sifónicos para la recogida de las aguas pluviales.

La superficie de la calzada se remata en un adoquín  prefabricado de hormigón, envejecido en color, y de ocho centímetros de espesor. Para la correcta canalización de aguas pluviales, se ha levantado un caz central,  a través de piezas prefabricadas de hormigón. Las obras han costado  concretamente 58.700 euros.

El Callejón de los Infantes es uno de lo más preciosos rincones del ensanche barroco de Sigüenza: El bonito barrio de San Roque. Juan Díaz Guerra, el denominado obispo albañil, ordenó construir el barrio barroco y el Palacio de los Infantes al final del callejón de los Infantes.

Este bello edificio fue ordenado construir para el Colegio de Pueri-Cantores de Coro de la Catedral. La fachada presenta un soberbia portada semicircular con friso decorado por triglifos y metopas. Además, una estatua de San Felipe Neri, en hornacina, más diferentes elementos geométricos en balcones y ventanas y el blasón de Juan Díaz Guerra, conforman  el conjunto. Por último,  junto a ésta se contempla  la preciosa puerta de hierro que decora la travesía de la calle de San Roque y la comunica con el claustro de la Catedral.

Foto vía Villas Medievales